//
estás leyendo...
Diseño Gráfico, Teoría

REFLEXIONES … sobre el punto.

Comenzamos por Armin Hofmann, Diseñador gráfico suizo, que formó parte de la “Escuela de Basilea”. Fue reconocido por sus carteles, que hacían énfasis en la economía, el uso del color y la tipografía, en contra de lo que denominó “la trivialización del color”. Éstos han sido sido exhibidos ampliamente como obras de arte en importantes galerías como el Museo de Arte de Nueva York.

También fue un educador influyente. En 1965, escribió su célebre Manual de Diseño Gráfico , obra de lectura obligada en muchas escuelas de diseño del mundo.

Suyas son frases como

“El pensamiento crítico es el resultado de una mirada crítica”

“no debería haber separación entre el trabajo espontáneo con un toque emocional y el trabajo dirigido por el intelecto. Ambos son complementarios y se deben considerar como íntimamente conectados. La disciplina y la libertad deben por tanto, verse como elemntos de igual importancia, cada uno parte del otro”.

… sobre el punto

“… De toda figuara plana que posea un centro y se perciba como forma cerrada puede decirse que es un punto. Incluso cuando un punto se extiende, sigue siendo un punto. La mera ampliacion de un elemento no basta para transformarlo esencialmente. Tenemos que ser capaces de reconocer el elemento punto por su pequeñez relativa.  El punto puede agrandarse y ocupar cierta superficie; entonces se pantean las cuestiones relativas a su forma exacta exterior, su color y la estructura de su superficie. Pero reducido a su mínima dimensión, estas cuestiones de tornan superfluas.

Las propiedades más notorias de este elemento, como la clausura, el equilibrio, la inobjetualidad y la levedad, se representan muy bien, cuando su tamaño es mínimo, los principios más importantes de la composición. En el arte de la imagen, el punto es el elemento de más fácil manejo, y sin duda el más fundamental en la enseñanza de este arte.

También desde un punto de vista técnico vale la pena considerar la gran movilidad del punto. Cuando se trata de traspasar cualquier imagen a una plancha de impresión, el punto es la única posibilidad de hacer reproducibles tonos, colores, transiciones y mezclas variables. En la base de toda la técnica de la reproducción está la pequeña unidad que llamamos punto.

El lugar privilegiado de la litografía en los ejercicios con puntos es fruto de la intención de ilustrar de forma directa la función del punto como elemento gráfico más importante. Precisamente en nuestra época, en la que por primera vez la evolución del diseño sigue un curso independiente de la de las técnicas de impresión, la estrecha relación artística y técnica entre original y reproducción, que la litografía hace posible, es sumamente instructiva.

Si colocamos el punto más pequeño en medio de un cuadrado, sus fuerzas empiezan enseguida a obrar. Pero los dos valores punto/superficie deben estar siempre en relación mutua, de lo contrario el punto demasiado grande haría saltar la superficie demasiado pequeña, o el campo demasiado grande suemergiría el punto demasiado pequeño. En las seguras zonas medias, el punto establece fácilmente contactos con su entorno. La problemática de las situaciones límite es muy interesante. ¿En que momento el punto como tal se sale de su entorno? ¿Hay ya relaciones efectivas en este temprano estadío de su aparición? La búsqueda y la determnación de los límites extremos de un tono exige una acentuada sensibilidad artística. En el dominio de los tonos límite, las posibliidades de crear tensiones son muchas. Las mayores tensiones se localizan en la cercanía de fuerzas perturbadoras, en las zonas críticas donde se producen las desapariciones o los resaltes.

Cada punto, incluso el más pequeño, posee furzas de irradiación; se siente mejor a sus anchas en el medio de su entorno. Pero, en este caso, las relaciones punto/superficie son unilaterales:  siempre parten del punto o se dirigen hacia él. En el punto situado en el centro hay algo de absoluto, de definitivo. En la aplicación práctica siempre es sumamente importante el principio del centro absoluto y su irradiación, pero para crear relaciones vivas se necesita de un juego de fuerzas más libre. Si el punto se desplaza del centro, la relación estática punto/superficie se tambalea. Y la superficie sobre todo, que hasta entonces era pasiva, se torna agresiva. Así consigue ahuyentar al punto, empujarlo o expulsarlo a los límites. Incluso se puede crear una ilusión de espacialidad.

Si al lado de un punto ponemos un segundo punto,  la relación punto/fondo,  que hasta ahora constituía el único contacto, pasa a ser una relación secundaria. Los dos puntos determinan ahora el acontecer sobre la superficie. Se produce una acción recíproca de carácter lineal entre las fuerzas de ambos. En esta disposición, los dos puntos consiguen cortar la superficie en dos partes y salir del formato.  Si acortamos la distancia entre los puntos hasta hacer que se encuentre se obtiene el par de puntos, del que por fusión creciente, resultan las más diversas formaciónes;  las relaciones lineales que se establecen con tres puntos dispuestos en triángulo crean un circuito cerrado de fuerzas; todos los intercambios quedan dentro del formato. El trabajar con un gran número de puntos permite elegir entre una gran variedad de fórmulas: el alineamiento simple, el alineamiento vertical/horizontal (trama), el agrupamiento, la dispersión libre y ordenada, la concentración y la variación de los tamaños, la escala de gris o de color y la estructura.

Lo mismo que la ampliación bidimensional del punto no afecta a sus naturaleza tampoco, la ampliación espacial del punto a esfera cambia en nada su esencia. El dotar al punto de una dimensión más sólo refuerza su mensaje.  Las fuerzas de irradiación del punto tridimensional, del punto elevado a esfera, son más intensas que las del disco bidimensional;  la nueva dimensión añadida aumenta el campo de fuerzas, con lo que el centro refuerza necesariamente su actividad. Igual que en el punto más pequeño, en la esfera más pequeña, por ejemplo una partícula de polvo, la cuestión relativa a sus propiedades deja de planterase, aunque éstas -con ser más dificilmente representables- siguen obrando de la misma manera.


Acerca de scribaid

Comunicación y Redes Sociales. Social Media Galicia. Medios de comunicación social.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: